26 junio 2007

LA GRULLA

Erase una vez en un país tan lejano como que era Japón para que os situéis, vivía un joven muy pobre en una casa al lado de un bosque, una noche mientras regresaba caminando entre la nieve se encontró una grulla herida por una flecha, al verla pensó "ay pobre grulla la voy a quitar la flecha" y se la quito con mucho cuidado a pesar del frio, con tanto cuidado se la quito que cuando termino la grulla se fue volando como si nada.

Ya en su casa el joven escucho llamar a la puerta "que raro si nunca tengo visitas y menos por la noche" se dijo el, al abrir la puerta vió a una hermosa joven que se encontraba perdida en la nieve pidiéndole descansar en su casa. No penseís que se quedo una noche que va sino varias noches usando el típica excusa de "como voy a salir sino para de nevar y si me vuelvo a perder" decía la joven, lo cierto es que a él le gustaba tenerla en casa no solo por la compañia al final paso lo típico que el chico se enamoro de la joven y la pidió que se casase con él y ella le miro y dijo "claro que si tonto como no voy a querer casarme contigo aunque seas pobre".

Si ya había dificultades para pasar el invierno viviendo el joven solo más las había viviendo también la joven y por eso ella le pidió al joven que le construyese un cobertizo pero le hizo prometer que por nada del mundo el entraría, pasase lo que pasase, no lo dudo y la dijo "lo prometo si tu me lo pides pero no hace falta que lo prometa" y allí se paso tres días con sus tres noches encerrada no salía ni para comer al final salió agotada pero con una hermosa tela para que la vendiese en el pueblo, con el dinero que saco les llego para pasar todo el invierno.

Cuando llego el siguiente invierno volvieron las dificultades, él la pidió si podía hacer otra tela para llegar a la primavera ella se lo pensó y al final dijo que si pero si la prometía que por nada entraría en el cobertizo el la volvió a decir "lo prometo si tu me lo pides pero no hace falta que lo prometa" y está vez no fueron tres los días con sus noches sino cuatro cuando salió se encontraba aún más cansada que la vez anterior pero con una tela aún más hermosa.

El fue al pueblo y con el dinero que gano tenían para dos inviernos pero claro el se volvió muy avaricioso y cuando llego el siguiente invierno entre la avaricia y la curiosidad por saber de donde sacaría los hilos la pidió otra tela ella no quería pero el insistió y al final acepto pero le volvió a hacer prometer que no entraría el claro la dijo "lo prometo si tu me lo pides pero no hace falta que lo prometa" pero cuando llevaba dos días no aguantaba la curiosidad y abrió muy despacio la puerta del cobertizo y vio que el hilo salía de unas plumas que se las quitaba una grulla de propio cuerpo, al oír oír los gritos del joven la grulla se giro y vio al joven en ese momento se convirtió en la joven.

Ella le contó que era la grulla que salvó en el bosque y para agradecérselo se había convertido en la joven para que dejase de ser pobre se arrancaba las plumas del cuerpo para tejer la tela pero ahora que lo sabía se tenía que ir. Al oír esto el joven la dijo que la quería mas que a todo el oro del mundo pero ella se volvió a convertir en grulla y se fue volando.
AddThis Social Bookmark Button

15 Comments:

Blogger susana said...

uf a pesar de todo, afortunados de amar así...en fin, pececito tengo una foto para ti, es preciosa, y cuando la vi, pensé en ti, si la quieres mandame un mail, la dire anda por mis blog...besotes, su

11:45  
Blogger maestra en prácticas said...

menuda historia...pero ya dice el dicho "la curiosidad mató al gato", o "la avaricia rompe el saco"...y qué razón!!!

12:18  
Blogger Pablo said...

Muy buena fábula, con moraleja y todo.

Salu2

13:35  
Blogger carmncitta said...

Me ha gustado mucho la moraleja, eso le pasa por no confiar!!!

muaaaks

17:58  
Blogger pez said...

susana pues si aunque uno no supo apreciar lo que tenia hasta que lo perdio.

seño en prácticas te ha faltado lo de "contigo pan y cebolla".

pablo a mi tambien me gusto cuando la leí.

18:14  
Blogger pez said...

carmncitta claro que si y ahora castigado sin ver al pajarito.

18:31  
Blogger Chasky said...

Si es que no hay que tener tanta curiosidad cuando te están haciendo rico, a lo mejor eso le pasó a la Pantoja, el Julián Muñoz llegaba a casa con sacos de dinero y ella no preguntaba, pero ahora también le hechan la culpa a ella de ladrona.

Bueno que no sé si al final es bueno o no tener curiosidad.

20:09  
Blogger Jose said...

En fin, si es que la curiosidad no es buena... Crees que esta fabula la habran leido los del tomate??? Seguro que no!

21:51  
Blogger EnLaOscuridadDeLaNoche said...

Ains... si es que siempre tiene que meterse la avaricia por medio y joder una bonita historia... :-(

Besines.

P.D.: Me inquieta que en tus historias siempre se vaya la chica...
¿No funcionaron la mercromina y las tiritas?

21:51  
Blogger pez said...

chasky como pero que escándalo que Julian la decía a la Pantoja que no mirase lo que el hacía en ese cuarto y que un día miro se fue a la cárcel y ahora la Pantoja por amor se ha ido detrás de él, jooo me voy a hacer rico cuando lo cuente en las teles.

jose me da que no ellos hubiesen metido 2 cámaras y tres reporteros.

enlaoscuridaddelanoche pues no me había dado cuenta, que curioso pero tengo que decir que está historia ya me hubiese gustado que se me ocurriese a mi y no a algún japones.

P.D.: Creo que si que funciono el esparadrapo y sin alcohol.

22:26  
Blogger guido said...

Me encantan estas enseñanzas que nos dejas Pez!!! Bah, en realidad se la debo agradecer a la vieja y querida moraleja jiji

02:39  
Blogger Perovsquita said...

Que historia tan bonita. Me ha encantado.

Lo que nos gusta que nos cuenten cuentos.... :-)

Saludos!

09:30  
Blogger pez said...

guido como tengo un pequeño problema de memoria y me cuesta retener cosas me quedo con el principio.
Bueno no es para tanto uno que se dedica a esto 23 horas diarias.

perovsquita a mi me pasa lo mismo.

09:49  
Blogger Susana said...

Ves, eso pasa por ir por ahí salvando grullas.. jeje es bromilla

Yo es que soy muy curiosa, así que no me digas que es mala cosa :-(

16:35  
Blogger pez said...

susana tranquila no te pasará nada salvo que se te ocurra salvar pajaritos en medio de una gran nevada por culpa de una flecha.
Así que ya sabes.

17:10  

Publicar un comentario

<< Home